Todo lo que debes saber sobre las muelas del juicio

Son muchos los que ni se enteran de su llegada, sin embargo, para otros se convierten en un verdadero quebradero de cabeza. Y es que en ocasiones, bien por falta de espacio, bien porque aparecen torcidas, las muelas del juicio pueden suponer una molestia que puede durar años. Esta semana, desde la bitácora de la clínica dental Vélez & Lozano os contamos algunas cosas sobre los últimos dientes de nuestra boca: las muelas del juicio.

Se conocen como muelas del juicio a los terceros molares que a veces aparecen durante la primera juventud. Deben su nombre a que emergen precisamente en esta etapa de la vida, ya que crecerían al mismo tiempo que el juicio o raciocinio. Esta idea también está presente en otros idiomas y culturas, como en inglés, alemán o francés, donde se conoce a estos dientes como ‘dientes de la sabiduría’.

muela-del-juicio-1-1024x576.jpg

Las muelas del juicio, al contrario de lo que muchos piensan, no aparecen en la dentadura de todos los individuos. Se calcula que al menos un 10 % de la población adulta carece de estos dientes, que nunca harán su aparición durante la vida. Este fenómeno es conocido como agenesia del tercer molar.
Muchos investigadores se preguntan aún hoy la causa, para la que hay dos teorías que coexisten. Algunos autores apuntan a una pérdida evolutiva del tamaño de la mandíbula, debida al drástico cambio de nuestra dienta en los últimos siglos. Según esta teoría, los individuos sin las muelas del juicio serían sujetos más evolucionados. Sin embargo, otros autores creen que esta ausencia se debe a un incidente durante el desarrollo prenatal, concretamente en los últimos meses del embarazo.

Por otra parte, encontramos personas que desean deshacerse de las muelas del juicio por todos los medios. Las razones por las que los pacientes suelen acudir por este motivo a la consulta del dentista no es otra que el dolor. Como decíamos al comienzo del artículo, en ocasiones las muelas del juicio pueden producir diferentes molestias a medida que se abren paso en las encías. Las más comunes son dolores de cabeza, mandíbula y oído. También existe, como en el resto de piezas dentales, la posibilidad de padecer problemas como caries, infecciones, quistes y enfermedades periodontales.

Es importante acudir a la consulta de nuestro dentista de confianza cuando notemos molestias o problemas relacionados con las muelas del juicio. Dependiendo de los resultados de las diferentes pruebas, el dentista te ayudará a tomar la mejor decisión acerca de la pertinencia o no de su extracción. Es importante saber que estos dientes pueden llegar a convertirse en muy importantes a medida que avanza la vida, ya que suelen ser útiles durante la vejez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s