¿A qué se refiere mi dentista cuando me dice que tengo furcas expuestas?

Existen diferentes tipos de dientes: incisivos, caninos, premolares y molares.

Cada diente se diferencia no solo en la parte que vemos, que denominamos corona, sino también en sus raíces.

Podríamos clasificar entonces los dientes por sus raíces según su número en unirradiculares y poli/multirradiculares.

Normalmente, aunque existen excepciones, los dientes que presentan normalmente dos o más raíces son los molares y primeros premolares, tal y como se ve en el gráfico.

DIBUJO-DIENTES-RAICES

Los primeros premolares superiores suelen tener 2 raíces, una vestibular (la está más cerca de la mejilla) y otra platina (la que se sitúa más a paladar).

Los molares inferiores tiene 2 también normalmente, pero en este caso una se sitúa más anterior o mesial y la otra más posterior o distal.

Son los molares superiores los que con más frecuencia presentan 3 raíces:

– Dos vestibulares, mesial y distal.

– Una palatina.

Los terceros molares o muelas del juicio son los dientes que más variaciones anatómicas presentan a nivel radicular.

Sí, pero ¿qué son las furcas?

Desde Vélez y Lozano vamos a proceder a explicároslo para que nunca más se os plantee esta cuestión.

La furca es el área que se sitúa entre las raíces, y hay tantas como raíces tiene el diente.

Normalmente, las furcas suelen tener un entrada y una salida, salvo que las raíces se encuentren fusionadas.

Pero esto se complica. También entendemos como furca, la insinuación que se produce en forma de concavidad cuando empiezan a dividirse las raíces.

Estas insinuaciones o separaciones pueden producirse a diferentes alturas de la raíz, por lo que la pérdida de hueso puede dejarlas expuestas al medio oral y, por lo tanto, a las bacterias.

Las furcas son medidas por los periodoncistas y controladas en los periodontogramas debido a que son zonas de difícil acceso y limpieza, pudiendo reactivar bolsas periodontales.

Por lo tanto, van a influir mucho en el pronóstico de un diente dentro de un paciente periodontal.

Cuanto más profunda, ancha y peor acceso tenga, tanto por el dentista como por el pacientes, más fácil será que se acumule placa bacteriana y calculo, reactivando o dificultando la curación de la enfermedad periodontal de ese diente y acelerando su posible pérdida.

Velez-y-Lozano-Class.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s