¿Cómo es un periodonto sano?

Los tejidos periodontales, es decir, el hueso maxilar y las encías, presentan características comunes en situación de salud:

  • Mediante la vista, podemos observar una encía con pequeños relieves, similares a la piel de una naranja, y un color rosado. La encía, en el margen que delimita el diente, suele ir haciendo un festón redondeado con picos entre los dientes, las papilas.

Periodonto-Encías-Sanas-Piel-Naranja-Periodoncista-Murcia-Velez-Lozano-Clinica-Dental

  • No debe tener sarro, placa bacteriana ni materia alba, ya que éstas suelen ir asociadas a una inflamación de los tejidos periodontales.
  • Al tacto, la encía debe ser densa y fibrosa, con una unión firme al diente y al hueso.
  • Una encía sana no debe sangrar ni de manera espontanea ni ante estímulos físicos como la presión con un dedo cepillo dental. No obstante, hábitos como el tabaquismo, disminuyen el tamaño de los capilares sanguíneos en la encía y pueden camuflar el sangrado, produciendo una falsa sensación de salud en la encía.
  • A nivel radiográfico, el hueso alveolar no debe presentar defectos verticales ni horizontales, lo que, unido a un ligamento periodontal sin inflamación, mantendría al diente con una movilidad fisiológica menor de 0,5mm.

Periodonto-Hueso-Alveolar-Ligamento-Periodontal-Periodoncista-Murcia-Velez-Lozano-Clinica-Dental

Para poder mantener todos estos rasgos estables, es aconsejable llevar hábitos correctos, con revisiones periódicas y limpiezas dentales profesionales con ultrasonidos.